Curiosidades

Bookmark and Share
  • Los condrictios son especies muy antiguas. Se han encontrado fósiles con más de 400 millones de años. Muchos estudios predicen que la disminución de sus poblaciones conducirá a un cambio en el ecosistema mundial que afectará a todas las especies marinas.
  • Los tiburones vienen en todos los tamaños, desde el “tiburón pigmeo” de 15 cm hasta el “tiburón ballena” que alcanza los 14 metros. Son peces que pueden vivir en todos los océanos del mundo e incluso en ríos y lagos.
  • La mitad de las 490 especies de tiburones del mundo miden menos de 1 m de largo, y el 80% son más pequeñas que un adulto humano.
  • La mayoría de los tiburones tiene su primera descendencia luego de alcanzar su adultez, en el último tercio de su vida. Algunas especies tienen periodos de gestación sobre los 22 meses y dan a luz muy pocas crías, entre dos y diez por año.
  • En promedio, cerca a una docena de muertes por ataque de tiburones se reportan anualmente. Mueren más personas por mordidas de perro, picaduras de abejas o caídas de rayos. Por cada humano que ha muerto por un tiburón, nosotros matamos más de  8.000.000 de tiburones.
  • Selacofobia: es la fobia a los tiburones. El miedo de ser comidos por un tiburón cuando se bañan en el mar.
  • La piel del tiburón, a diferencia de otros animales como las ballenas, es bastante limpia en relación a parásitos, algas y otros organismos que acostumbran incrustarse en cualquier superficie. Si bien hay organismos que logran agarrarse a su piel, no pueden sostenerse por un largo tiempo. Está característica ha tratado de homologarla el hombre en superficies que repelan bacterias, dentro de los hospitales. En especies como el Mako (Isurus oxyrinchus) se pueden encontrar ectoparásitos como copépodos adosados en el borde de las aletas.
  • La película “Tiburón” del año 1975, estimuló el miedo hacia los tiburones. Este film en donde un tiburón blanco devorador de hombres provoca el pánico en una pequeña comunidad y causa innumerables ataques mortales, transformando a este animal en un verdadero asesino a sueldo, es una visión muy alejada de la realidad. Apesar de esto causó en el público de esa época y en generaciones posteriores una imagen equívoca sobre los tiburones. Está película se basó en el libro “Jaws” del autor Peter Benchley, quién actualmente dedica su tiempo a la protección de tiburones, fue llevada al cine por Steven Spilberg y se inspiró en una serie de hechos ocurridos en New Jersey en 1916.

Ayuda a Stanley y a sus amigos en esta cruzada a nivel mundial!

Más videos en nuestro canal    

Revisa videos de tiburon7es y de impactantes prácticas que dañan la conservación de las especies.

Flickr Youtube Twitter Facebook feed RSS